Inicio>SEPA>Presentación y objetivos
SEPA

Presentación general de SEPA

SEPA es el espacio europeo de armonización de los medios de pago.

De esta forma, los actores económicos de la zona SEPA (empresas, comerciantes, particulares y administraciones) podrán realizar, dentro de esta zona, pagos en euros con idénticas condiciones y con la misma facilidad que en sus respectivos países.

Zona SEPA
Alemania
Austria
Bélgica
Bulgaria
Croacia
Chipre
Dinamarca
Eslovaquia
Eslovenia
España
Estonia
Finlandia
Francia
Grecia
Hungría
Irlanda
Italia
Letonia
Lituania
Luxemburgo
Malta
Países Bajos
Polonia
Portugal
República Checa
Rumanía
Reino Unido
Suecia

La zona SEPA incluye 37 países:

  • Los 28 países miembros de la UE
  • Islandia, el Principado de Liechtenstein y Noruega (países miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio)
  • Suiza
  • El Principado de Mónaco
  • San Marino
  • Jersey, Guernsey y la isla de Man

Ventajas del SEPA

El objetivo del proyecto SEPA es crear «un mercado de pagos integrados, competitivo e innovador para el conjunto de los pagos en euros» (Banco Central Europeo, 2006).


Con la aplicación de condiciones técnicas, jurídicas y tarifarias similares para los países de la zona, SEPA permite:

  • Simplificar la gestión de los pagos
  • Reducir los costes de procesamiento, gracias a la implantación de normas comunes
  • Reducir las comisiones bancarias debido a una competencia más activa entre los actores de la zona
  • Disminuir los retrasos en los pagos
  • Facilitar los intercambios transfronterizos